¿Es posible la cirugía plástica a los 60 años? ¿Es posible la cirugía plástica a los 60 años? – Dr Nieto
 En Blog

¿Es posible la cirugía plástica después de los 60 años? Esa es la pregunta que se hacen con frecuencia tanto hombres como mujeres cuando deciden acudir al mejor cirujano plástico en León. Con el aumento de la esperanza de vida, crece día a día el porcentaje de personas mayores que se encuentran activas y que buscan no solo actividades y relaciones que contribuyan a su salud, sino que también valoren su bienestar, calidad de vida, personalidad y belleza.

Muchas de estas personas se enfrentan a un desajuste entre su apariencia y su estado de ánimo, se miran al espejo y no ven la jovialidad que sienten por dentro. Incluso con la ayuda de una dieta equilibrada y ejercicio regular, los signos naturales del envejecimiento son inevitables con el tiempo. En este sentido, la cirugía plástica se ha convertido en una opción para muchos de estos hombres y mujeres que buscan alinear las partes física y mental.

Líneas de expresión y flacidez

La flacidez, las arrugas y las líneas de expresión son los aspectos más notorios a partir de los 60 años. Cada vez más preocupados por el bienestar y la apariencia, hombres y mujeres se someten a tratamientos que ayudan a disminuir significativamente los signos del envejecimiento. Entre las técnicas más usadas, se encuentran el uso de peelings, bótox en León, rellenos y tratamientos con láser.

Blefaroplastia

La blefaroplastia mejora la apariencia de los párpados superior e inferior. El procedimiento suele ser el primer paso en el proceso de rejuvenecimiento facial. La técnica elimina el exceso de grasa y calma los párpados caídos, que provocan un aspecto envejecido y cansado. Se puede realizar solo o junto con otros procedimientos de rejuvenecimiento facial. Este es el procedimiento más demandado por las personas que tienen 60 años o más.

¿Existe una edad ideal para acudir al mejor cirujano plástico en León?

Hay personas que no se consideran aptas para la cirugía plástica única y exclusivamente por su propia edad. Pero en realidad, el límite para realizar cirugía plástica en personas mayores es la salud del paciente, no su edad cronológica. Si el paciente está sano y la cirugía es compatible con sus condiciones clínicas, el cirujano plástico puede realizar el procedimiento.

En el momento de los exámenes preoperatorios, el médico realiza una investigación más exhaustiva de la salud del paciente anciano, requiriendo no solo la lista de exámenes estándar, sino también otros más detallados, como el Holter y la prueba de esfuerzo. Hay casos en los que el paciente no puede realizar la prueba de esfuerzo, lo que ya demuestra que no puede someterse a un procedimiento quirúrgico con fines estéticos.

En el caso de un paciente con problemas de locomoción, que camina muy lento y con dificultad, no es apto para una cirugía abdominal o mamaria, pero puede ser sometido a técnicas menores, como la blefaroplastia o el rejuvenecimiento facial sin cirugía en León, que les permita lucir con una apariencia más juvenil y natural, sin necesidad de poner en riesgo la salud de manera innecesaria.

Cuidados especiales

La cirugía de un adulto mayor también requiere una atención diferenciada. ¿Es posible realizar una abdominoplastia o una cirugía plástica para levantar o reducir las mamas en una paciente mayor? Sí, sin embargo, cada uno debe realizarse por separado y ambos con una técnica quirúrgica más delgada, diseñada para suceder más rápido y con menos desprendimiento de piel. No se recomienda la asociación de dos o más procedimientos en una sola cirugía para pacientes mayores.

Debido al envejecimiento natural del organismo, existen particularidades en el paciente anciano. Un claro ejemplo es la circulación sanguínea, que se vuelve más difícil con la edad. El mejor cirujano plástico en León no puede realizar grandes colgajos o desprendimientos de piel, ya que la recuperación de estos tejidos puede verse comprometida después de la cirugía; y el tiempo quirúrgico debe ser breve, lo más breve posible, manteniendo al paciente por un corto tiempo bajo el efecto de la anestesia.

El proceso posquirúrgico depende mucho de la salud del paciente y puede variar de un caso a otro. La cicatriz en el paciente joven es más fuerte, se vuelve roja, más gruesa y se forma más rápido porque las células del organismo son nuevas y más ágiles. En el adulto, las células son más lentas, el resultado final tarda más en aparecer, pero la cicatriz se vuelve más fina, porque la piel es fina, lo que resulta estéticamente en una cicatriz más bonita.

En general, los pacientes mayores tienen alrededor de 60 años y buscan mejoras en su rostro. La cirugía acaba contribuyendo a la autoestima de este paciente, influyendo positivamente en su bienestar en las relaciones personales y amorosas. El cirujano plástico trabajará dentro de las posibilidades clínicas del paciente, con el fin de satisfacer las expectativas de la persona con respecto a la cirugía, sin exponer su salud a riesgos.

El mejor cirujano plástico en León le realizará una exploración física y una serie de exámenes para determinar si son aptos o no para una intervención quirúrgica. En caso de que no lo sea, se puede llevar a cabo tratamientos estéticos que no pongan en peligro la integridad física de la persona. Si tienen preguntas frecuentes sobre la cirugía plástica, pueden llamar al (477) 717 5365 y (477) 718 7557 para agendar la cita con el Dr. Rubén Nieto.

Posts recientes

whats