Siga estos consejos y obtenga una excelente recuperación de la rinoplastia
 En Blog

La rinoplastia Guanajuato es, en general, una operación sin demasiadas complicaciones. Sin embargo, como la nariz es un área muy delicada, es normal que aparezcan algunas dudas durante el período postoperatorio, etapa que puede durar varias semanas y de la que seguramente muchas personas han escuchado opiniones diversas.

Después de una rinoplastia es normal que llegue a suscitarse algo de sangrado, especialmente en los días siguientes a la cirugía. También es común que el área esté hinchada y que aparezcan hematomas alrededor de los ojos, no debe preocuparse puesto que comenzarán a desaparecer después de tres o cuatro días de la operación.

También es común sentir entumecimiento o incluso una sensación de firmeza en la punta y en la parte superior de la nariz, así como una impresión de aspereza en los lados, sin embargo se trata de un efecto característico de la rinomodelación en León Gto., que puede durar algunos meses y desaparecer junto con la inflamación.

Para recuperarse lo más rápido posible de esta intervención, siempre es útil seguir los consejos que presentaremos a continuación.

Llevar una dieta adecuada

Es normal que aparezcan náuseas e incluso vómitos durante las 24 horas posteriores a la operación debido a la anestesia. Para reducir esta incomodidad al máximo, es aconsejable optar por una dieta líquida en la que se pueden consumir sopas, purés, infusiones, etc. A partir de la segunda semana, el paciente puede reanudar gradualmente una dieta normal de acuerdo con la mejora en su organismo.

Algunos analgésicos se prescriben a menudo después de la cirugía para prevenir el dolor, y es importante no tomarlos con el estómago vacío, ya que pueden causar náuseas y daño estomacal.

Descansar por completo

La rinoplastia no es una operación grande, sin embargo esto no quiere decir que no requiera descanso. De hecho se recomienda descansar por completo durante las primeras 24 horas, mientras que los próximos 15 días, será necesario el reposo moderado, evitando las actividades que implican demasiado esfuerzo físico.

No se suenes la nariz

Los pacientes que han tenido la operación de rinoplastia a menudo se preguntan si podrán sonarse la nariz. Los especialistas recomiendan no hacer esto durante dos semanas después de la operación para prevenir el sangrado. Si es posible, eviten reír, llorar o gesticular demasiado.

Beba agua para prevenir la boca seca

Mientras la nariz está obstruida con compresas, el paciente debe respirar por la boca, lo que puede conducir a un aumento de la sequedad y para evitar este inconveniente, es recomendable beber agua regularmente.

El Dr. Rubén Nieto es un experto en la cirugía de nariz en León, y junto con su equipo podrán ayudarle a tener los mejores resultados, es por ello que le hacemos la invitación a que se ponga en contacto con nosotros, recuerde que somos la mejor opción que existe en la actualidad.

Posts recientes