Mitos de la cirugía de nariz en león
 En Blog

Probablemente no te atreves a optar por la cirugía de nariz en León debido a la serie de mitos que hay alrededor de este procedimiento. A continuación te quitamos dudas e información incorrecta. Así podrás decidir basándote en hechos reales y con datos completos:

  1. Es realmente simple quitar un pequeño abultamiento

En realidad, la rinoplastia es la operación más compleja y desafiante en toda la cirugía plástica. No sólo debe coincidir la nariz con la cara, sino también cada sección de la nariz debe estar en armonía con todas las demás. Por ejemplo, eliminar una protuberancia sin cambiar la punta en muchos casos puede hacer que la punta parezca que sobresale demasiado de la cara. Por el contrario, cambiar la punta solo sin dirigirse al puente puede hacer que un puente parezca demasiado alto o demasiado ancho. Un cirujano de rinoplastia debe prestar gran atención a los detalles y apreciar todos los matices de la armonía nasal y facial. Por fortuna, el Dr. Nieto es uno de ellos.

  1. El trabajo de cirugía plástica que he visto parece obvio

Ciertamente, el trabajo mal realizado puede parecer poco natural o parecer obvio. Un ejemplo común de esto es la punta demasiado apretada y girada. En años anteriores, el cartílago de la nariz comúnmente se reducía demasiado o se eliminaba, lo que puede dar como resultado no solo este aspecto, sino también una mala respiración. Una buena rinoplastia, por otro lado, generalmente parece natural, ya no es una característica que distrae y dirige la atención de las personas hacia los ojos, la sonrisa, el cabello y la piel de la persona.

  1. Mi nariz puede parecerse a la nariz de cualquier celebridad de Hollywood que yo elija

Un paciente con rinoplastia prospectiva debe tener expectativas realistas. La cara y el rostro de cada persona es diferente. La nariz de Brad Pitt no se vería bien en todos los hombres ni tampoco sería factible. La nariz de Blake Lively no sería apropiada para todas las mujeres. El mismo grado de rotación en una mujer más alta podría parecer poco natural y demasiado respingado. En resumen, tu nariz debe ajustarse a tu rostro, persona, etnia, etcétera.

  1. Cualquier cirujano plástico puede realizar una rinoplastia

¿Desearías que un contratista general realizara trabajos de plomería o electricidad complicados? ¿No te gustaría saber que tu cirujano plástico es especialista en la parte del cuerpo que te interesa? La rinoplastia es una operación extremadamente compleja y exigente. Un milímetro o dos pueden hacer una gran diferencia en el resultado. Debe ser realizado por alguien que se especialice y tenga entrenamiento específico en él. Este cirujano no solo comprenderá la estética de la nariz y la cara, sino que también tendrá una gran apreciación y comprensión de los muchos componentes funcionales de este complejo órgano (por ejemplo, respiración, sentido del olfato o problemas sinusales).

5. ¿No será necesario volver a hacer la cirugía en el futuro? Si bien la cirugía de revisión es una realidad cuando se somete a rinoplastia (hasta un 10-15% por ciento en algunos estudios), la cirugía de nariz en León idealmente debería ser una operación de una sola vez. Una nariz debe ser mejorada para toda la vida. Aparte de eso, debido a las complejidades de la operación y la variabilidad en la anatomía, la piel y la curación de cada persona, en ocasiones se debe realizar una cirugía de revisión. Cuando ocurre de vez en cuando, por lo general es para algo relativamente menor, como un pequeño bulto residual.

6. La rinoplastia es sólo para personas adineradas La realidad es que el ingreso medio para la mayoría de los pacientes sometidos a cirugía estética es promedio, lo cual significa que personas con un ingreso fijo y no necesariamente alto, pueden optar por este procedimiento. La mayoría de los cirujanos ofrecen planes de pago de una forma u otra también.

  1. La rinoplastia cosmética y la cirugía plástica son solo para personas vanidosas

La verdad es que un porcentaje muy pequeño de personas que buscan cirugía estética son realmente vanidosas, lo que significa que su existencia e interacciones con los demás se definen por su apariencia. La mayoría de las personas que se realizan una rinoplastia buscan crear una relación armoniosa con su nariz y el resto de sus rasgos faciales. A menudo, han sido objeto de burlas en la escuela acerca de su nariz, o su nariz es demasiado masculina (nariz de papá) o tuvieron una lesión traumática.

  1. Puedo superar mi aversión por mi nariz

Si no estás satisfecho con tu nariz, tu percepción probablemente no cambie durante tu vida. Puede aumentar y disminuir hasta cierto punto, pero siempre estarás descontento con eso; sin embargo, la decisión de realizar una rinoplastia es muy personal.

  1. La anestesia es peligrosa

La mayoría de la cirugía de nariz en León se realiza bajo anestesia general, lo que significa que estás completamente dormido. Es extremadamente seguro incluso en pacientes enfermos y ancianos. La mayoría de los pacientes sometidos a cirugía de rinoplastia generalmente son sanos, y los riesgos de complicaciones a largo plazo son excepcionalmente raros.

10. Puedo pedir cualquier nariz que quiera Como dijimos previamente, la anatomía nasal es extremadamente compleja. Cada paciente presenta una anatomía única, así como características étnicas únicas que son importantes para preservar. La falla de los primeros cirujanos de rinoplastia fue un intento de convertir cada nariz en la misma plantilla. Esto lleva a complicaciones en la respiración y la estructura a lo largo de los años, sin mencionar una nariz que puede no ajustarse a su apariencia general.  Es muy importante que compartas con tu cirujano qué áreas de tu nariz son molestas o preocupantes para ti. La mejor posibilidad de éxito es tener un diálogo abierto y honesto con respecto a tus preocupaciones. Esto también significa que tu cirujano puede tener recomendaciones sobre cómo equilibrar tus deseos con tu estructura y forma facial actual.

Posts recientes