Algunas diferencias entre la liposucción y la lipoescultura en León
 En Blog

Muchas son las personas que sueñan con tener un cuerpo perfecto. Actualmente y gracias a los avances que ha tenido la tecnología en el campo de la medicina, se pueden llegar a cumplir los deseos que tienen cada uno de los individuos, cuando de modificaciones corporales se trata.

Hoy en día, es posible practicar desde pequeños retoques al rostro para poder mejorar sustancialmente el aspecto, hasta poder adelgazar a las personas con una cirugía que no es tan complicada, y hasta lograr reconstrucciones faciales y de otras partes del cuerpo que, décadas atrás, no se consideraban posibles. Los defectos y anomalías corporales, son cosa del pasado. Asimismo, los problemas de sobrepeso o de exceso de piel tienen solución, gracias a la lipoescultura en León, o en cualquier parte del país o del mundo donde te encuentres.

Ahora bien, la lipoescultura en León consiste en un procedimiento principalmente quirúrgico, cuyo enfoque es principalmente estético y que cumple con la finalidad de esculpir el cuerpo, con la idea de darle una forma atractiva, principalmente estilizada y que termine con los posibles problemas de autoestima. Antes de continuar, es necesario apuntar que la lipoescultura no es un método dirigido a la pérdida de peso, sino que su principal objetivo es moldear el cuerpo, eliminando todos aquellos sobrantes de piel que no se pudieron eliminar con el ejercicio, es decir, es un tratamiento posterior a la pérdida de peso drástica.

No obstante, se debe destacar que existen algunas diferencias entre lo que es la lipoescultura y la liposucción, ya que es muy normal que se confunda el procedimiento de cada una de las operaciones. Sin embargo, no son lo mismo, debido a que tienen algunas diferencias que son sustanciales.

La liposucción tiene una definición mucho más amplia, lo cual se debe a que se denomina así a cualquier procedimiento que se apoye en la tecnología para poder eliminar las células grasas, eliminándose del cuerpo por medio de la succión. En general, la liposucción es un método que extrae del cuerpo grandes cantidades de grasa, en especial en las áreas en donde se acumula la mayor cantidad de estas células grasosas, tal como en los glúteos, las piernas, los brazos o el abdomen.

Por su parte, la lipoescultura es prácticamente una liposucción pero mucho menor, pues se realiza para extraer una cantidad más pequeña de grasa, con el fin de moldear el cuerpo. Éste es uno de los procedimientos que están pensados para moldear aquellas áreas en las que no se considera apropiada una liposucción, como lo es la cara o en su caso el cuello.

Cabe destacar que esta confusión se produce debido al hecho de que en los dos procedimientos, tanto en la lipoescultura como en la liposucción, básicamente se utiliza la misma tecnología para llevar a cabo la eliminación de la grasa, pues primero se licúa y después se le retira del cuerpo por medio de la succión. La lipoescultura puede ser clasificada en dos tipos de grupos: aquellas que usan un método invasivo, así como las que no lo hacen.

El método de las primeras es muy similar a la liposucción, debido a que requiere de una intervención quirúrgica, para lo cual es necesario que se asuma todo el procedimiento desde una serie de análisis médicos que preparan al individuo para la operación, la anestesia y el procedimiento post-operatorio. Para esto es necesario que se acuda a médicos que san especialistas en el campo, y que sus clínicas sean reconocidas y del mejor nivel, además, es vital que tengan los permisos que son necesarios para realizar este tipo de intervenciones.

Por otro lado, la lipoescultura en León que no es invasiva usa una combinación de tratamiento no quirúrgico, como la cavitación o en su caso la radiofrecuencia, ambas con un objetivo en común, que es el de lograr un cuerpo estético y modelado, esto sin pasar por el bisturí o el engorroso procedimiento propio de una recuperación. No obstante, se requiere de mucha disciplina y cuidados constantes, además de una muy buena alimentación y ejercicios para mantener un buen equilibrio entre el físico, la salud, la autoestima y la felicidad de cada una de las personas.

En este procedimiento, como en todos la medicina, es muy importante que los médicos que lo practiquen estén calificados, pues a pesar de ser un procedimiento muy sencillo, no se puede realizar por cualquier persona. Los procesos como la radiofrecuencia, la mesoterapia, el láser de diodo y la ultracavitación tienen que ser realizados por médicos con experiencia.

Cada uno de estos métodos se pone en práctica según la necesidad de cada uno de los pacientes, es decir, el tipo de grasa y sobre todo el cuerpo que tenga, de lo que también dependerán los resultados, que pueden ser más o menos efectivos. Es por todos estos aspectos que te recomendamos asistir previamente a una sesión de plática con tu doctor, para que estés mejor enterado del método correcto para ti.

En Nieto Cirugía Plástica somos especialistas en tratamientos e intervenciones de lipoescultura en León, así como en otros procedimientos destinados a mejorar la apariencia física de las personas. Nosotros sabemos que la decisión de someterse a uno de éstos no es nada fácil, y por este motivo le ofrecemos a cada uno de nuestros pacientes  apoyo en todo momento, el trato más humano y amable, así como las mejores instalaciones don la más alta tecnología y los médicos más capaces e instruidos que podrás encontrar. Si después de esto tienes alguna duda, llámanos o visítanos para concertar una cita y poder platicar más a fondo sobre la mejor opción para ti.

Posts recientes