Tipos de cirugías de aumento de glúteo
 En Blog

En la actualidad, cada vez más personas, hombres y mujeres, buscan remodelar su figura mediante la cirugía plástica; la zona del glúteo es una de las más atractivas ya que ayuda a estilizar la figura. La moda actual es la de lucir un trasero grande, tonificado y fuerte y podemos ver muchos ejemplos de figuras famosas que han aumentado sus glúteos y lucen espectaculares.

Hoy, en esta nueva entrada de blog les contaremos en qué consiste el aumento de glúteo en León, qué técnicas se utilizan y el postoperatorio tras el procedimiento.

Gluteoplastia

El aumento de glúteos mediante implantes de silicona se conoce como gluteoplastia, la cual se realiza para mejorar el contorno y la proyección del glúteo, incrementando su volumen. Esta cirugía se realiza en un plano ubicado entre los músculos, con lo que se puede conseguir resultados satisfactorios, pues el glúteo luce natural, además las incisiones se realizan entre ambos glúteos, por lo que la cicatriz no se nota, aún sin ropa.

En ocasiones, la gluteoplastia se acompaña con una liposucción o lipoescultura, ya que se requiere eliminar los acúmulos de grasa que provocan que el glúteo pierda su figura y luzca poco estético; cuando el cirujano realiza la lipoescultura, se puede eliminar la grasa acumulada en la zona superior del glúteo, pero también en la cadera, en la cintura, en la parte interna de las piernas y en los muslos, de este modo los resultados serán mucho mejores y más estilizados.

Para la gluteoplastia se requiere de anestesia general para que los músculos del paciente se encuentren completamente relajados y se puedan introducir los implantes fácilmente, se recomienda hospitalización de una sola noche, no se colocan drenajes y el tiempo de recuperación es de hasta dos semanas.

Los implantes para glúteos se fabrican con gel de silicona cohesivo, ya que tienen mayor resistencia que los que se utilizan para las mamas, pues la zona del trasero realiza más esfuerzo al caminar, correr, saltar e incluso sentarse, por lo que se requiere implantes que den soporte a la zona. Encontramos implantes ovalados y redondos, que debemos elegir con base en la forma natural de la nalga o de la forma que se le dé con la cirugía.

Para glúteos más grandes y redondos se recomiendan los implantes redondos, que proyectan las curvas de la nalga, mientras que los implantes ovalados son recomendados para personas muy delgadas, con un trasero plano o caído.

Inyecciones de grasa para aumentar glúteos

Una técnica que se ha puesto de moda en los últimos años y se conoce como cirugía brasileña o lipoinyección de glúteos, se ha popularizado debido a sus resultados, ya que es posible obtener glúteos grandes y redondos con  este método.

La inyección de grasa consiste en retirar la grasa corporal de zonas no deseadas del o la misma paciente, por ejemplo el abdomen, la espalda, muslos o brazos por medio de una liposucción, para posteriormente separar y procesar la grasa para reinsertarla en los glúteos del paciente.

Esta técnica tiene doble beneficio: por un lado se puede extraer la grasa localizada en partes problemáticas y que causa problemas estéticos al o la paciente y por otro se puede reinsertar la grasa sobrante en el glúteo; sin embargo, el cirujano debe ser un experto en esta materia, ya que debe esculpir las zonas donde se removió la grasa y también darle forma al glúteo para que sea más redondo, voluminoso y estético, por lo que se debe buscar cirujanos especialistas en el aumento de glúteo en León, como el Dr. Rubén Nieto Balcázar.

En algunas ocasiones se han dado a conocer casos de pseudo cirujanos, que inyectan otros materiales no estériles ni recomendados para el organismo, por ello solo debemos acudir con cirujanos reconocidos, con cédula profesional, instalaciones adecuadas, que ofrezcan un trato amable y expliquen a sus pacientes con veracidad los posibles resultados que alcanzarán y los materiales que se utilizarán para el aumento de glúteos. Cuando se utilizan materiales o sustancias no recomendadas, se ocasionan daños graves a los tejidos y a la salud del paciente.

Elegir la técnica para aumentar el tamaño de los glúteos debe realizarse con base en las necesidades de cada paciente, tomando en cuenta sus rasgos físicos y otros aspectos; por ejemplo hay personas que desean reducir la grasa en el trasero, mejorar o cambiar su contorno o rejuvenecer la piel.

Además es necesario diferenciar entre hombres y mujeres, ya que los objetivos y resultados suelen ser diferentes, estos deben definirse desde la primera consulta con el cirujano, a quien debemos explicarle los objetivos que queremos alcanzar para que nos recomiende las técnicas que nos ayudarán a lograrlos.

Postoperatorio

Tras la cirugía, se recomienda una noche de hospitalización debido a que se utiliza anestesia general y el paciente debe reposar las primeras horas para recuperarse por completo del anestésico. En las cirugías para el aumento de glúteos, el paciente tiene un rol muy importante en la cicatrización y en los resultados posteriores, pues el implante podría desplazarse y provocar asimetrías si no es bien cuidado los primeros días.

  • La primera semana, el o la paciente debe permanecer recostada boca abajo, puede levantarse y caminar, pero no debe permanecer sentada más que para ir al baño, pues se debe evitar la compresión en la zona que fue recientemente operada. También se debe dormir boca abajo hasta que el cirujano lo indique.
  • Por alrededor de cinco o seis semanas, se debe evitar cualquier tipo de ejercicio físico donde se utilicen los glúteos.
  • Se requiere de una higiene muy cuidadosa hasta que se retiren los puntos.
  • Si bien el riesgo de infecciones es muy bajo, se deben tomar los antibióticos que haya prescrito el cirujano durante el tiempo establecido.

Es importante saber que el implante de glúteos no se encapsula ni se rompe, y, en caso de accidentes o de impactos en el glúteo que rasguen al implante, el gel del silicona no infectará al organismo. Sin embargo sí se recomienda pedir la opinión del cirujano en estos casos.

El aumento de glúteo en León es una cirugía plástica cada vez más solicitada por hombres y mujeres, con resultados espectaculares, duraderos y sobre todo: satisfactorios. Si has decidido mejorar la apariencia estética de tu trasero,  acércate a nosotros y conoce al Dr. Rubén Nieto Balcázar, cirujano plástico, estético y reconstructivo, quien te ayudará a alcanzar tus sueños de un cuerpo más bello.

Posts recientes