En qué consiste una cirugía de aumento de mama en león
 En Blog

La cirugía de aumento de mama en León es un procedimiento quirúrgico estético conocido bajo el nombre de mamoplastia, el cual tiene como finalidad agrandar las mamas o senos o bien, cambiar su forma. Las razones por las que una persona decide someterse a este tipo de cirugía son de lo más diversas pero sin importar la causa por la que estés considerando el agrandamiento de senos tienes que saber algunas cosas antes de solicitar tu operación y en esta ocasión te compartiremos algunos puntos básicos sobre el procedimiento.

La cirugía estética para el aumento de senos se realiza colocando implantes debajo del músculo del pecho o detrás del tejido mamario, esto es una bolsa que contiene agua salada estéril o silicona. Por las características del procedimiento que involucra, la cirugía puede hacerse en un hospital o en una clínica de cirugía ambulatoria y es necesario que previo a la operación, un médico especialista se encargue de evaluar el estado de salud general de la persona interesada en dicho procedimiento. El médico especialista, además de recabar información para hacer la historia clínica del paciente se encargará de solicitar las pruebas pertinentes que le permitan establecer todas las condiciones necesarias para garantizar la salud de su paciente durante y después de la operación.

Según los objetivos trazados por el especialista de la mano del paciente, se determina si para la cirugía se aplicará una anestesia general o local. En el caso de la anestesia general el paciente se encontrará completamente dormido durante la intervención y no sentirá ningún tipo de dolor, mientras que con la anestesia local sólo se insensibiliza la zona de la mama para bloquear el dolor pero durante todo el proceso el paciente se encontrará despierto.

Hoy en día existen varios métodos de colocación de implantes mamarios y la técnica más común consiste en hacer una incisión en la parte inferior de la mama donde se encuentra un pliegue cutáneo natural. A través de esta abertura, el cirujano especialista colocará el implante, que como ya mencionamos puede ser de agua salina o de silicona y sutura el área del corte para su cicatrización. Otra manera de colocar los implantes mamarios es por una incisión debajo del brazo por la que se colocarán los implantes con ayuda de un endoscopio. El endoscopio es una herramienta médica que cuenta con una cámara y los instrumentos quirúrgicos que se necesiten en el extremo que facilita este tipo de procedimientos. La ventaja de esta técnica es que no deja cicatrices alrededor de las mamas, aunque podría quedar alguna marca visible por debajo del brazo donde se realizó la incisión.

Colocar los implantes a través de una incisión alrededor del borde de la areola, es decir, de la parte endurecida que circunda el pezón, es otra opción para este tipo de cirugías. Una desventaja de este procedimiento es que disminuye la sensibilidad de la zona y podría ocasionar problemas para amamantar, por lo que se recomienda decidir con calma si es la mejor alternativa. La última técnica para colocar los implantes de mamas consiste en hacer un corte cerca del ombligo para introducir con ayuda de un endoscopio los implantes hasta la zona de la mama. Este procedimiento sólo se realiza con implantes salinos pues lo primero que se hace es colocar la bolsa en el lugar deseado para posteriormente llenarla con la solución de agua salada estéril.

El tipo de cirugía e implantes que se utilicen para el aumento de mama en León definirán el nivel de dolor que se presente durante y después del procedimiento, la apariencia final de la mama y los riesgos de filtración o ruptura de los implantes en el futuro, así como el tipo de cicatriz, entre otros factores que hay que tener en cuenta. Por esta razón es recomendable discutir con calma con el cirujano cuál es el mejor procedimiento para obtener los resultados deseados.

Después de la cirugía, si se siguen todos los cuidados y recomendaciones para la recuperación, los resultados pueden ser excelentes, sin embargo, antes de someterse a este tipo de procedimiento quirúrgico hay que tomar en cuenta que, al igual que cualquier otra operación, implica riesgos. Los riesgos generales de la cirugía y la aplicación de anestesia están relacionados con reacciones alérgicas a los medicamentos y problemas respiratorios, así como sangrado, formación de coágulos de sangre y desarrollo de infecciones. En el caso específico de la cirugía de mamas los  riesgos son la pérdida de sensibilidad en la zona del pezón, dificultad para amamantar, formación de cicatrices elevadas y gruesas, asimetría en la posición de los pezones y en la forma y tamaño de los senos, filtración o ruptura del implante, ondulaciones visibles de los implantes y la necesidad de hacer más cirugías para corregir los problemas. Es importante aclarar que la diferencia en el tamaño o forma de los senos por lo regular no está asociada con errores en la cirugía sino en la recuperación del cuerpo. El cuerpo forma un tejido alrededor de los implantes que ayuda a mantenerlos en su lugar pero en ocasiones este tejido puede ser grueso y grande, originando el cambio de la forma de la mama, endurecimiento y dolor.

Como puedes ver, los procedimientos quirúrgicos para el aumento de mama en León son bastante sencillos y si son llevados correctamente pueden ofrecer excelentes resultados, sin embargo siempre implican riesgos que convienen discutir previamente con el médico cirujano que se vaya a encargar de la operación. En próximas publicaciones en este blog te hablaremos de la preparación antes de la cirugía de mamas y del proceso de recuperación así como de las ventajas que puede tener el someterse a este tipo de intervenciones para la seguridad y autoestima.

Posts recientes