¿Cómo se realiza una cirugía de nariz?
 En Blog

Hola, en el espacio del Dr. Nieto te damos la bienvenida y nos sentimos contentos de que estés por aquí.

A ti, ¿te gusta tu nariz?, ¿conoces a alguien a quién no le guste?,  ¿has pensado o has pasado por una cirugía de nariz en León?

Este es un tema de conversación cuando sale a relucir la belleza estética de cualquier persona, casi siempre sale a relucir el tema de la nariz y hemos notado que la mayoría de las personas no están conformes con la nariz  que tienen. Las quejas son por todos los motivos, que si está muy grande, que si parece bola, que si está muy ancha, que les gustaría tenerla más afilada, entre otros, y muchos hacen el comentario al aire de que se la van a operar para poder verse mejor. Y es que tratándose de belleza, muchas veces somos capaces de tolerar cualquier dolor con tal de cumplir las expectativas que tenemos en nuestra mente.

Lo que las personas desean es tener ese anhelado perfil, pómulos delgados y nariz afilada, aunque sepamos por nuestras raíces que eso es prácticamente imposible, puesto que nuestros rasgos genéticos apuntan a otras cualidades.

Existen otras personas sin embargo, que aunque estén conformes con la apariencia de su rostro, necesariamente necesitan una intervención porque más allá del plano estético pueden existir un problema que sí les afecta o incómoda para hacer cosas tan simples o básicas, como respirar, puesto que con solo un huesito que no esté en su lugar ya se presentan molestias y dificultades.

Además de que pueden surgir otros problemas como sinusitis e infecciones, estos padecimientos puede ser de nacimiento o también causados por algún un accidente, una caída, un golpe directamente a esta área, lo que pudo haber provocado una deformación que además de que no se ve bien en apariencia, puede acarrear los problemas ya mencionados.

El nombre clínico para la operación de nariz es rinoplastia, y existen dos tipos: rinoplastia abierta y rinoplastia cerrada, y cada una tiene su nivel de dificultad.  Aunque es mejor que esa decisión se la dejes a tu cirujano porque él conoce tu caso en particular y sabrá cuál va a ser el mejor método para ti, de acuerdo a tu perfil.

Ahora te explicaremos cuál es el procedimiento de los dos diferentes tipos de rinoplastia:

El proceso para la rinoplastia cerrada es el siguiente: el cirujano hace dos incisiones por dentro de los orificios para poder ver el hueso y el cartílago, pues es con el cartílago con lo que más va a trabajar para remodelar la nariz de la forma en que el paciente lo requiera. Ya que se tiene acceso al hueso y al cartílago de la nariz, el cirujano maniobrará con pequeñas herramientas de cirugía e ira moldeando la nariz, añadiendo o quitando partes del hueso y cartílago.

La ventaja al operar con esta técnica es que el tejido dérmico de la nariz no se toca ni se mueve, así que la recuperación será más rápida y tendrá menos posibles complicaciones, además de que el dolor no será tan intenso cuando el proceso termine, por eso es que es el trabajo más solicitado, porque no es tan elaborado y el paciente podrá disfrutar de los beneficios que obtuvo y no le quedará marca alguna con la que después tenga que lidiar.

El proceso de la rinoplastia abierta es un poco más trabajoso: Tu cirujano, además de realizar las incisiones que se hacen como en el caso de la rinoplastia cerrada, o sea en los orificios de la nariz, también debe hacerlos a través de la parte que divide las fosas nasales para poder despegar la piel que cubre la nariz y así tener acceso al hueso y al cartílago, para poder maniobrar mejor y tener una visión más amplia de lo que tiene que realizar.

Después realiza otro corte que va desde la parte donde se unen las fosas nasales hasta alrededor de las mismas, e irá despegando con unas tijeras toda la piel que recubre el hueso nasal.  Es en este punto cuando él ya puede maniobrar, y con ayuda de sus herramientas quirúrgicas va a proceder a agregar o quitar partes del tejido,  del cartílago y del hueso. La rinoplastia abierta es una manera de maniobrar de una forma más exacta aunque aquí se corre con el riesgo de contar con marcas o cicatrices y la recuperación será más larga y dolorosa.

Para una óptima recuperación posterior a tu cirugía de nariz en León siempre deberás seguir las indicaciones de tu cirujano, es muy importante que descanses, usa ropa, blusas, camisas vestidos, etc., pero que sean de botones, no debes de pasar ropa por tu cabeza; siempre mantén la cabeza elevada cuando te duermas; la higiene de los dientes, así como el peinado y el cepillado del cabello, lo tendrás que hacer de una forma lenta y tranquila para que no te vayas a lastimar o te provoques dolor, todos los alimentos que consumas deberán de ser suaves para mascar;  la limpieza de la nariz debe de ser meticulosa y deberás evitar estornudar, en medida de lo posible

Esperamos que estos consejos sirvan de mucho si conoces a alguien que esté pronto a realizarse una cirugía de nariz en León. Nos despedimos no sin antes sugerirte seguirnos en nuestras redes sociales y que regreses a leeremos nuevamente, recuerda que Nieto Cirugía Plástica es tu mejor opción para realizar tu tratamiento.

Posts recientes