Cirugia de nariz en leon

Cirugía-de-Nariz-2-small

La cirugía de nariz en León, es un tipo de intervención quirúrgica en la cual se busca reafirmar y modificar la zona o la estructura de la nariz; es una de las cirugías estéticas y funcionales con mayor demanda, pues se busca solucionar los problemas de tamaño de nariz, es decir, poderla tanto aumentar como disminuirla, así como poder corregir desviaciones que se tengan en este miembro y que dificulten otras acciones vitales como respirar, etc.

La cirugía plástica es capaz de solucionar muchos problemas (no solo es cuestión de vanidad), entre los principales están los estéticos que también impactan en el bienestar emocional, pero sus métodos pueden llegar a mejorar propiamente la salud física, siguiendo con la idea planteada en la introducción, un ejemplo de esto es para poder liberar las vías respiratorias o si se ha producido alguna rotura en la nariz que merme la capacidad del habla, su reconstrucción es necesaria; la intervención plástica de esta parte del rostro es sin duda una de las operaciones en las que se mejora la calidad de vida.

Así pues, si se llega a poseer alguna disconformidad con la nariz, se debe acudir a una clínica de cirugía estética certificada, es posible que de este modo se pueda consultar si los objetivos buscados pueden llegar a conseguirse con una intervención. Se recomienda que la cirugía no sea realizada en pacientes jóvenes, pues los huesos de este sector poblacional no se han terminado de formar y los resultados no podrían ser los definitivos.

En la cirugía de nariz, debido a sus múltiples finalidades, puede realizarse con anestesia general o local, simplemente una sedación quedando a criterio del cirujano que realice este tipo de intervención. Cabe señalar que su duración oscila entre 1 y 2 horas, según la zona que se vaya a tratar o cuál sea el tipo de problema presentado, esto hará que se extienda el tiempo de la misma, aunque no todas las veces existe esta situación.

Existen dos tipos de cirugías o rinoplastias como también se le llama, tales como:

  • Cerrada, es la práctica más utilizada hoy en día, la cual consiste en acceder a la zona de interés a través de cada uno de los orificios nasales, de tal forma que es posible realizar las incisiones que sean necesarias por medio de estos conductos. Esto con el fin de poder obtener los mejores resultados y no dejar ningún rastro de la operación, con esto se puede decir que no existe una cicatriz que sea visible. Con esta técnica se logra que el cirujano consiga llegar a los cartílagos y huesos nasales, con la única finalidad de poderlos moldear hasta lograr los resultados que su paciente necesite.
  • Abierta, esta es una de las técnicas más recomendadas para los pacientes que cuentan con un caso en especial, principalmente aquellos que son complicados o en los que ya se haya realizado una cirugía o intervenido la nariz en alguna ocasión y tenga que requerirse de otra. Cabe señalar que esta técnica consigue que se pueda llegar al cuerpo óseo y de los cartílagos de la nariz visiblemente para que el cirujano pueda proseguir a la intervención. Se consigue tras una pequeña incisión en la columela nasal, esta es una zona de la nariz ubicada entre los dos orificios nasales.

En ambos casos el médico logra conseguir darle a la nariz la mejor morfología que se pueda desear, tras acceder a la zona de los cartílagos o el hueso, para poderlos esculpir de forma correcta; de esta manera se pueden obtener mejores resultados, mientras que en la cirugía de la nariz que se realiza de forma cerrada, no existe ninguna cicatriz visible, en cambio en la abierta se tiene una cicatriz casi imperceptible.

Cabe señalar que esto dependerá completamente del tipo de cirugía que se realice, ya que no es lo mismo hacer una intervención en la nariz por encontrarse ligeramente orientada hacia un lado, que una operación en la que se encuentren obstruidas las vías respiratorias. Para una cirugía de nariz en León, debe plantear el motivo y el especialista le dirá conforme a ello y a una serie de pruebas que es lo que necesite y la mejor forma de lograrlo, generando siempre expectativas realistas.

Es importante lo que acabamos de mencionar porque existen algunas anomalías que no requieren incluso de cirugía o que necesitan de una modificación mínima, pero en algunas ocasiones es inevitable pasar por una intervención convencional; cabe señalar que la rinomodelación da una posibilidad más, pues es ideal para todos aquellos pequeños retoques en la nariz o en el caso de que se busquen ligeros matices en el aspecto del paciente.

En la recuperación de una intervención de cirugía de nariz, se tiene que tomar en cuenta si se trata de una cirugía abierta o cerrada, es decir, se debe entender y partir de la magnitud de la operación, pues se puede tener un ingreso en la clínica de aproximadamente 24 horas para tener una recuperación más satisfactoria, intentando que no se tenga ninguna complicación post operación.

Cabe destacar que después de la operación se colocará una escayola o una pequeña máscara, la cual tratará de mantener y consolidar la nueva forma de la nariz. Esto será indicado por el cirujano, pues según el paciente y la operación, será necesario que se tenga esta medida protectora, además el médico indicará cuánto tiempo se deberá tener puesta.

Es recomendable que antes de que se tome la decisión de comenzar con la operación, se busque de forma minuciosa la mejor opción. En Nieto Cirugía Plástica se realizan las mejores intervenciones del estado, entre ellas se destaca la cirugía de nariz en León. Lo invitamos a que se acerque a nosotros para disipar todas sus dudas, puede contactarnos o visitarnos en el momento que usted desee, ya que nuestro equipo se encuentra conformado por profesionales completamente certificados y dispuestos a servirle.